29/4/16

La Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha


“Castilla-La Mancha es fruto de la Carta Magna y podemos decir que nace por ley” , eso es, al menos, lo que afirman muchos políticos e historiadores. Efectivamente, tras las elecciones del  15 de junio de 1977,  se reunirían en Cuenca  por primera vez diputados de las cinco provincias que integrarán CLM con el fin de reivindicar el reconocimiento efectivo  de la Región. Poco después, y acogiéndose a lo establecido en el artículo 143 de la Constitución de 1978, se instituiría la Junta de Comunidades con un Presidente (A. Fernández  Galiano, de la UCD) y un ente preautonómico que funcionará en precariedad por los continuos desacuerdos entre los partidos mayoritarios. De 1980 a 1983 se transfieren paulatinamente algunos servicios de la Administración Central y se van perfilando organismos, instituciones y símbolos de la futura región.  Gonzalo Payo Subiza, también de la UCD, sucede al primer Presidente pero el fracaso de los centristas en las elecciones de 1982  provoca la llegada del socialista Jesús Fuentes Lázaro a la presidencia de la Junta. Al año siguiente se convocan las primeras elecciones regionales y el 31 de mayo de 1983 se constituyen las primeras Cortes de CLM (compuestas por 23 diputados del PSOE y 21 de Coalición Popular ) elegidas por sufragio popular, formándose así el primer gobierno autonómico del socialista José Bono Martínez. Posteriormente se desarrollaría una intensa labor de creación de todas las instituciones, organismos y acontecimientos que hoy conforman la identidad de CLM: Capital, Universidad, símbolos regionales, Defensor del Pueblo (hoy desaparecido), Caja de CLM, Audiencia Territorial, conmemoraciones del Día de la Región, Consejo  Regional del Agua, defensa de Cabañeros y Parques Naturales, etc.